fbpx
contacto@postventa.cl   | +56 9 94981050

FUENTE: https://www.24horas.cl/noticiarios/reportajes24/reportajes-24-la-pesadilla-de-la-post-venta-2825861

Pese a que se trata de un servicio obligatorio que deben prestar las inmobiliarias y que funciona como garantía de la propiedad, no son pocos los dueños de viviendas que han sufrido una serie de inconvenientes con respuestas insuficientes de las firmas a cargo de estos proyectos habitacionales.

Comprar una casa es la realización de cualquier familia, pero hay a quienes ese anhelo cumplido se les transforma en un desastre. Defectos en las terminaciones, instalaciones defectuosas o problemas estructurales. Entonces, el propietario se ve enfrentado a la temida postventa, un proceso que puede ser una solución o un gran dolor de cabeza que a veces incluso termina en tribunales.

Pese a que la postventa debería ser algo así como una garantía de la propiedad, un aval que debería proteger contra un riesgo, para varios se ha transformado en sinónimo de burocracia.

Es así cómo conocimos el caso de Patricia Fernández, quien recibió su hogar hace un año y medio en el condominio Rocas de Curauma. Asegura que el año pasado se les llovió el living y comedor, y que el cielo se les desplomó, entre otras fallas estructurales: «Vivo con maestros en mi casa».

Junto a su marido, compraron la vivienda a la Inmobiliaria Uriarte & Pérez-Cotapos por $135 millones, la cual estarán pagando durante 25 años. Desde la inmobiliaria decidieron no dar entrevistas al respecto.

Inmobiliaria Aconcagua es otra de las empresas que recibe reclamos permanentes. A través de una declaración escrita, aseguraron que la firma «siempre atiende y responde a todos los casos que requieran operaciones, de acuerdo a la normativa legal».

«HE TENIDO UNA PESADILLA CONSTANTE»

Otro caso es el de Rodrigo Sepúlveda, quien compró hace tres años un departamento en un edificio del condominio Parque Laguna 2, en Curauma. Aún le quedan nueve años de dividendo por pagar.

Él señala que desde que recibió la propiedad «he tenido una pesadilla constante. Desde que fue entregado el departamento, han comenzado a desarrollarse fallas».

Pese a que demandó a la Inmobiliaria Los Aromos y ganó el juicio, a la empresa se le asignó pagar solo $3 millones, siendo que el costo total de las reparaciones alcanza los $15 millones. Un monto muy por debajo a lo que un peritaje independiente determinó: «Esto es carta verde para estas inmobiliarias», asegura resignado.

Por su parte, la empresa respondió que «le ofreció reparar su vivienda y llegar a un acuerdo satisfactorio para él, pero optó por judicializar el caso».

En conversación con 24 Horas, Paulina Salas de la empresa «Tu casa ok» explica que la postventa es un servicio que la inmobiliaria debe darle al cliente. Los plazos establecidos son tres años en terminaciones, cinco años en instalaciones y diez años en estructuras.

Abrir chat
1
Postventa - Software de Gestión inmobiliaria Hola!, en que podemos ayudarte?